Subvención de la Energía Eléctrica — Por Alvaro Chávez


-Alvaro Chávez

Durante el gobierno del Frente Republicano Guatemalteco –FRG-, se aprobó el  decreto 96-2000, concerniente a la   Ley de la Tarifa Social para el Suministro de Energía Eléctrica, cuyo objetivo es subsidiar a los usuarios que consumen hasta  300 kilovatios hora  -Kwh-. La normativa le ordena a la Comisión Nacional de Energía Eléctrica, examinar las fuentes energéticas para financiar  el aporte  social, de  esa cuenta, la solución más sencilla que encontró la comisión fue trasladar el costo  financiero al Instituto Nacional de Electrificación  –INDE- que al 2018 ha desembolsado aproximadamente   Q13,164 millones de quetzales.  

Sin duda alguna, el aporte que el Inde ha realizado en ese concepto ha impactado negativamente en sus recursos financieros, tomando en cuenta que su participación en el mercado eléctrico viene en descenso, en contraposición con los generadores del sector privado que va en ascenso. La subvención a la tarifa social es fundamental, pues sabido es que un gran porcentaje de la población guatemalteca no posee los recursos necesarios para pagar  el consumo de energía eléctrica, lo malo de este asunto, es que no está focalizado adecuadamente a las clases sociales más necesitadas y vulnerables, en vista que  han existido  casos de personas con nivel socioeconómico alto que han sido beneficiados, lo cual tergiversa el fin y objetivo de la tarifa social.

Para subsanar esta carga financiera,  las autoridades del Inde deben realizar acercamientos políticos con las diferentes bancadas del Congreso y otros actores, con el objeto de que el subsidio  sea financiado con recursos provenientes de los tributos u otras fuentes de ingresos y que sean programados en el Presupuesto General de la Nación,  para no vulnerar más la  estabilidad financiera del Inde. Aunado al cabildeo político, las autoridades del Inde deben impulsar nuevos proyectos de generación de energía eléctrica, pero que generen beneficios para la institución y para la población guatemalteca.

Recientemente, se  lanzó la invitación a ofertar “Suministro de Generación de Energía eléctrica generada mediante sistemas solares fotovoltaicos hasta un máximo de 110 MW bajo la modalidad BOT”.  Lo cual ha generado una serie de críticas y oposición en los medios de comunicación provenientes del Cacif y de la Anam, pues según estas instituciones, el proyecto  carece de estudios técnicos que sustenten la viabilidad del mismo, así también manifiestan que  es un proyecto poco transparente. El vicepresidente del Inde Edwin Escobar, fue más enfático al afirmar,  que el proyecto es el más nefasto y cuestionable de la  historia del Inde.

Realmente este evento deja muchas dudas, en cuanto al  beneficio real que la institución obtendrá, según las autoridades el beneficio, es que el Inde comprará  energía   a bajo costo, pero queda la incógnita del precio exacto, y el precio que será vendido en el mercado eléctrico, están son algunas inquietudes sencillas, seguramente los expertos en el tema tendrán más. La preocupación del Cacif no obedece a su interés por la estabilidad  del Inde, sino de alguna manera  querían quedarse con el negocio, probablemente  se  adelantaron los famosos capitales emergentes, que no pertenecen al Cacif pero que cuentan con mucho poder económico. 

Lo que el Inde debe hacer a corto y mediano plazo, es  repotenciar algunas de las nueve  plantas generadoras de energía eléctrica que posee, principalmente la planta El Porvenir que tiene años de no generar y no existe voluntad política alguna para hacerla funcionar nuevamente, tal vez porque no genera réditos  para la cúpula de la institución.  La salida más sencilla referente al proyecto fotovoltaico, es que la Contraloría General de Cuentas, realice una auditoría profunda, objetiva e imparcial, y si se detectase anomalías, declararlo lesivo para los intereses del Estado, aunque es poco probable, pues el ente fiscalizador en cuestión, ha sido parte del andamiaje de la corrupción.


Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
Alejandro Castillo
Guest
Alejandro Castillo

Estimado colega, muy interesante la mirada hacia adentro que nos da a conocer usted, muchos no conocemos lo mas mínimo de este tema, pero me parece una buena sugerencia para su próxima edición que nos diera a conocer mas un poco de las nuevas empresas eléctricas privadas en el país y que tanto aporte tienen del gobierno las mismas, ademas seria interesante una investigación del proyecto en mención y una denuncia para comenzar a combatir ese cáncer de la corrupción en esta institución.