Cementerio general : El lugar de un evento social


Como cada primero de noviembre, miles de guatemaltecos visitaron el cementerio general más emblemático del país, para honrar a quienes se adelantaron en el camino de la vida.


Entre multitudes y gran algarabía, miles de guatemaltecos fueron fieles a la tradición anual del Día de Todos los Santos, visitando los diversos cementerios a lo largo del país. El Cementerio General, ubicado en la zona 3 capitalina, es considerado el más emblemático de ellos.

Historia

Fue construido durante el gobierno de Justo Rufino Barrios en el lejano 1880, en una finca conocida como “Potrero de García”, y en un principio fue pensado como lugar de reposo de personajes ilustres del país, situación que fue cambiando con el transcurrir de los años. Durante los terremotos de 1917-18 el lugar sufrió importantes daños, dejando al descubierto decenas de miles de cuerpos que fueron incinerados para evitar una posible peste por su avanzado estado de descomposición. Por lo que con el transcurrir de las décadas, sufrió varias modificaciones en su diseño, albergando diversidad de estilos arquitectónicos, como neoclásico, romántico, neocolonial, modernista, etc.

El Incidente/ Henry Veliz

En sintonía con su objetivo inicial, se pueden encontrar por el lugar los restos de personajes icónicos en la historia del país, como José Milla y Viadurre, Manuel Colom Argueta, María Chinchilla Recinos, o los ex presidentes Justo Rufino Barrios, Miguel García Granados, Jorge Ubico, Ramiro de León Carpio, Jacobo Arbenz Guzmán, etc.

Festividad

Cada primero de noviembre se celebra en el país el Día de Todos los Santos, por lo que miles de guatemaltecos se aproximan a los cementerios del país a dejar arreglos florales, y compartir un tiempo con los restos de sus seres queridos; de forma conjunta, también se acostumbra degustar de platillos tradicionales propios de la época, como el conocido fiambre, o dulces típicos elaborados a base de frutas y azúcar. Es durante estas fechas cuando el Cementerio General concentra la mayor parte de visitantes, sobrepasando el medio millón de personas, por lo tanto, en las periferias del lugar se ubican, con tiempo de preparación, diversidad de comerciantes que aprovechan la ocasión para obtener algún ingreso económico extra, y sacar el mejor provecho de la inmensa afluencia de personas. Arreglos florales, variedad de alimentos, juguetes, dulces típicos, son algunos de los comercios preferidos por los guatemaltecos.

Flores, visitantes y seguridad

Las flores son el componente más importante de las visitas, al ser una tradición llevar un arreglo floral al nicho del difunto, después de la pequeña odisea en encontrarlo, ya que por lo inmenso del lugar es fácil perderse. Para ello, personas dedicadas para dicha tarea recorren las calles y avenida del lugar en busca de clientes para ofrecer sus servicios y adornar las tumbas, por un costo entre Q15.00 y Q20.00, que incluye limpieza del nicho y agua para las flores.

El Incidente/ Henry Veliz

Además de las ventas ya mencionadas en los alrededores del cementerio, a unos metros se encuentra el “Mercado de Flores”, fundado en 1971, que desde tempranas horas abre sus puertas, ya que se considera la parada previa a la posterior visita al cementerio, siendo rosas y coronas las más solicitadas por los compradores.

Los visitantes provienen de varios departamentos del país, a pesar de existir otros recintos a lo largo del mismo, pero debido a circunstancias de la vida, los restos de sus seres queridos encuentran su descanso en la zona 3 capitalina, tal como declaró un visitante de occidente: “un hijo, un hermano y un amigo vengo a visitar”. En el mismo sector, Estela García originaria de zona 5 capitalina, comparte el motivo de su visita: “estoy visitando a mi madre, ya tiene 20 años de haber fallecido y yo he estado constantemente todos los años la vengo a ver, tradición que tenemos con mi familia”.

A pesar de la preparación para recibir a tantas personas, siempre quedan algunos temas pendientes en la organización del lugar que incomodan a algunos visitantes, tal como declaró una visitante de avanzada edad originaria de Chimaltenango: “pienso que deberían tener un poco de cuidado en estas cosas, porque mire el montón de basura y no hay ni un bote ni tonel de basura para depositarla, y también que hayan baños aunque cobren, porque hay pero esos portátiles y para mí eso no es correcto”.

El Incidente/ Henry Veliz

En cuanto la seguridad, debido a los altos hechos delictivos en el país, no es de sorprender la presencia de agentes PNC que recorren el lugar para brindar seguridad a los visitantes, máxime con el reciente hecho armado ocurrido en el cementerio “La Verbena” de la zona 7 capitalina, que dejó un saldo de 6 personas fallecidas.

Convivencia social

Visitar el Cementerio General durante el primero de noviembre es todo un evento cultural, a pesar de algunos puntos negativos comentados, ya que genera un sentimiento social difícil de olvidar en sus visitantes, al lograr concentrar multitudes que durante pocos días coinciden con sus connacionales, sin importar etnia, religión o estatus social; para así compartir sentimientos de nostalgia, resignación y felicidad.

El Incidente/ Henry Veliz

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of