Hand boss giving a reward for employees

Aspiremos a reconocernos — Por José Gaytán


En una sociedad que se mueve al compás de la música que tocan las altas esferas, muchas veces reconocerse como un elemento importante y reconocer nuestros méritos propios es muy difícil.

Los patrones sociales nos han establecidos los parámetros en los cuales podemos movernos, querernos y amarnos, debemos amarnos poquito porque alguien que se ame mucho no funciona para lo que el sistema quiere.

El reconocimiento personal es el mérito más grande al que puede aspirar una persona, para encajar en el rol social establecido, debemos hacer énfasis que no es el reconocimiento de uno hacia uno mismo, sino el reconocimiento de los demás así las acciones que nos hacen diferentes o especiales, cada persona con un rol social asignado debe cumplir con ello y con las labores que estas contengan para ser reconocido, por ejemplo, un buen esposo es aquel que lleva el sustento a su casa y es premiado socialmente por ello sin importar que haga para cumplir con esta responsabilidad o sin importar sus acciones con los demás miembros de la familia.

Es por ello que es más importante jugar a reconocernos, pero un reconocimiento propio de nuestras acciones por un interés genuino nuestro de hacerlas y de la satisfacción que estas nos produzcan, un ejemplo sencillo de la importancia de reconocernos es el valor que le damos a cada cosa en la que invertimos, tiempo o dinero, como dicen las abuelitas “nada nos llevamos cuando vamos a la tumba” y efectivamente así es, pero porque entonces gastamos más tiempo y dinero ahorrando para un auto último modelo que para un viaje, una comida familiar o incluso para ir al médico, por una simple y sencilla razón, el estatus y reconocimiento social.

Otro punto importante también es el valor que le hemos dado a nuestro amor, tenemos un amor monetizado por la sociedad, un amor que debe ser reconocido por el otro o los otros para que entonces sea un amor que tenga valor, si yo hice algo debo esperar que el otro haga lo mismo por mí o no tiene importancia amar, pero por qué no reconocer que amar de una forma desinteresada puede ser la mejor forma de amar.

Claramente el reconocimiento es importante para los seres humanos, pero también debemos pensar ¿Cuál reconocimiento es mas importante, el de los demás o el de nosotros mismos?

Reconozcámonos y premiémonos, felicitémonos por cada acción que hagamos que pueda generar en los otros y en nosotros la felicidad que al mundo le hace falta.


Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of